Tuesday, January 23, 2007

Historia de navidad

Había una vez un niño pequeño, de cinco años, que se llamaba Adrián. Vivía en una casa con sus padres, Ana y Juan. Aquellos días eran fríos y nevaba mucho, por lo tanto en la casa siempre tenían puesta la calefacción y las mantas por encima, intentando coger calor. La casa estaba llena de adornos navideños, luces, árbol, etc.

Adrián era muy pequeño, por lo tanto, creía en Santa Claus y en los reines magos de entre otras, ya que, ya que también creía en el ratoncito Pérez y en el tió. Sus padres no tenían dinero para comprarle regalos ese año y decidieron no comprarle nada. Solamente le compraron, como excusa, carbón, aparte de por la falta de dinero, por qué el niño había sido muy malo.

Los días de antes de navidad Ana y Juan lo pasaron muy mal, por qué veían al niño muy ilusionado con la navidad, y los regalos, y la nieve y esas cosas, lo que el no savia era lo que le esperaba, carbón. Se llevaría una desilusión enorme, pero sus padres preferían eso y que no le faltase nunca comida. Hicieron lo imposible para conseguir el dinero, pedir adelantos, prestamos, y muchas cosas pero no lo consiguieron.

Seguía nevando, todas las calles estaban llenas de nieve y de luces, aparte de las casas, también estaban las de las calles. En la casa cada vez habían mas adornos. Casi impedían el paso, ya que, la casa, era pequeña, y no cabía gran cosa.
Llego el día, el niño, no iba a pegar ojo en toda la noche, ni los padres tampoco. Cuando Ana y Juan consiguieron pegar ojo ya eran las siete de la mañana. Ana se despertó a las nueve y media por los gritos de Adrián, y Juan por que Ana lo despertó. Cuando fueron al comedor se quedaron sorprendidos porque había un montón de regalos, y ellos no los habían comprado. Cuando comenzaron a abrir los regalos Ana se encontró una tarjeta en su regalo que ponía “Feliz Navidad. Firmado: Santa Claus”.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home